Entre la gran cantidad de cosas buenas que Euskadi aporta al mundo, una de las principales es la gastronomía. Fue una gran velada la celebración del décimo aniversario de Basque Culinary Center, un lugar que se considera el epicentro de la economía y el buen hacer gastronómico vasco y que contó con nuestros personajes en su gala de celebración.

El BCC integra una Facultad de Ciencias Gastronómicas adscrita a Mondragon Unibertsitatea y un Centro de Investigación e Innovación en Alimentación y Gastronomía, proyecto único a nivel europeo.

Allí estuvimos dando la bienvenida a grandes cocineros y protagonistas de la velada, junto a las máximas autoridades de Euskadi, Gipúzkoa y Donostia. Una ocasión para ofrecer más y más distinción, si cabe, a ese gran sector económico y creativo que es la gastronomía, símbolo de la personalidad cultural de un pueblo milenario como el vasco.

Junto a nuestros artistas estuvieron esos otros artistas de exquisita fama como Pedro Subijana, Andoni Luis Aduriz, Juan Mari y Elena Arzak, Eneko Atxa, Hilario Arbelaiz y Diego Guerrero, por citar sólo los que forman parte del patronato de la entidad junto a representantes de importantes empresas como Atzi, Eroski, Martiko, Covap, Fagor o Mahou.

Una gala en la que tuvo su protagonismo nuestra singular danza colgante en la rueda, los personajes oníricos y suaves que llenaban la atmósfera de delicadeza, y otros elementos que hicieron del momento una ocasión inolvidable.